El objetivo de éste blog

Dos años aportando a la construcción de un pensamiento nacional sin partidismos políticos ni fraccionamiento social



lunes, 2 de julio de 2012

La remera con la banderita británica: ¿Moda o desinterés nacional?



La moda es una fuerza sobrenatural. Nos atrapa, nos convence, nos moldea y hasta representa socialmente. La moda es el fiel reflejo de una mente humana llena de ingenio que precisa de mutar continuamente para no estancarse en el sedentarismo mental. Naturalmente, las modas son cíclicas, van, vienen, vuelven y se alejan, pero siempre están, girando inconcientes en la esfera social. Las modas luchan entre sí, al igual que lo hacen los Estados en el sistema internacional (vaya metáfora para éste artículo), intentando imponerse unas sobre otras. Paradojica (o lógicamente), siempre una moda logra superponerse sobre las demás, al igual que sucede con los Estados; y así lídera el común del vestir, del pensar, del actuar o del hablar de una gran parte de la sociedad. El poder de una moda y el poder de un Estado, son dos cuestiones bien distintas con algunos elementos en común que las hacen bien parecidas.
En Argentina (quizás en otros países seguramente también, aunque desconozco), está muy de moda la bandera británica. ¿Eh? ¿Cómo la bandera británica? Sí, en realidad, está de moda verla estampada en remeras, jeans, zapatillas, gorras y camperas... se usa, "tiene onda". Si uno se pone a pensar un poco, no puede llegar a otra conclusión de que, por lo menos, es una onda algo extraña. Sucede que nadie sabe cuándo ni cómo, la moda de la bandera británica se ha superpuesto por sobre las demás en Argentina, formando un curioso paralelismo a como el Estado británico viene superponiendose políticamente frente al Estado argentino hace 200 años.
Con seguridad, muchas personas que lean esta nota escrita por un ignorante imberbe como yo, tendrán a bien no encontrar conexión alguna entre "una forma de vestir que está de moda" y "un conflicto político entre un país y otro", y me sentenciarán con frases célebres al estilo: "no todo es político" o "la vida no pasa por unas islas". Por suerte, creo saber lo que me espera al escribir estas líneas, pero también sé, que quienes no ven relación entre esta moda y la política, son los mismos que no ven relación entre política y deporte o la política y el arte, o los que, en síntesis,  nunca ven ningún tipo de relación entre muestras actitudes coloniales y los intereses extranjeros, desde 1776 hasta la actualidad. Sé bien que son los mismos que creen que vivimos bajo un domo como el que encerró a Springfield en la película de Los Simpsons y que ninguna potencia extranjera intenta conquistarnos cultural e ideológicamente en pos de someternos in eternum al rol de actores secundarios del sistema internacional, relegados a seguir como una manada de idiotas decisiones que se toman mucho más allá de nuestras fronteras, decisiones desde importantes hasta tan estúpidas como el estampado de la remera que nos ponemos para andar todos los días.
Pero vamos... ¿Es el estampado en una remera para tanto? Bueno, ojalá fuese una, por lo menos yo, me canso de verlas y al hacerlo me pregunto: ¿son el reflejo de la moda o de un desinterés total por la historia y la identidad nacional? ¿o será un poco de cada cosa? Tengo la vaga idea, de que el vestir dice mucho de cómo son las personas. Poca gente tiene la soltura de "ponerse cualquier cosa"; más bien, la mayoría elige muy bien qué compran y cómo se visten, en una manera más de forjar la personalidad de cada uno. Así es común que la gente vista camisetas de su club de fútbol o remeras de su banda favorita; o por qué no de la marca de ropa que lo haga sentir cómodo, original, incluído. Ser parte de algo es un factor clave para entender el desarrollo de una persona en sociedad.
Entonces, ponerse la remerita con la banderita británica... ¿es una simple moda inconciente o un reflejo más de que la sociedad argentina no tiene ni idea de lo que pasó hace más de 150 años allá cerca de Tierra del Fuego ni de aquello otro que intentó corregirlo hace 30? Temo creer que la cuestión se acerca mucho más a lo segundo. Hagamos una analogía: si en el colegio primario, yo hubiese tenido un compañerito llamado Alejandro que hizo de mi infancia en la escuela un calvario, porque me hostigaba a más no poder, raramente en mi adultez, use el nombre Alejandro para llamar a un hijo, puesto que por lindo que sea ese nombre, en mi conciencia yacerá como una connotación indefectiblemente negativa. Es probable que en las mentes de aquellos que visten esta nueva moda nada los hostigue, puesto que desconocen la historia por completo o parcialmente. O lo que sería peor, existe la posibilidad de que conozcan bien la historia pero les importe bastante poco.
Muchos argentinos creen que nuestro país tuvo dos acontecimientos en su relación con Gran Bretaña en lo que va de nuestra historia: las invasiones inglesas rechazadas de 1806 y 1807 y la toma de las Islas Malvinas en 1833 (recrudecida por la absurda guerra llevada a cabo por Argentina en 1982). Sin embargo, hay algo que los argentinos solemos obviar en el medio. ¿Estás pensando en los Beatles? Bueno, yo no. Me refiero precisamente a 150 años de historia en los que nuestro país dejando de ser una colonia formal española, pasó a ser una colonia informal de Gran Bretaña. ¿Argentina? ¿Colonia británica? Sí hombres y mujeres, "despertad de una buena vez". Como suele decir un maestro que admiro mucho, con la Revolución de Mayo, comenzó el proceso en que "La Argentina pudo escapar del collar visible español, para caer mansamente bajo el yugo opresor del collar invisible inglés". Así fue como por grandes períodos históricos implementamos políticas de libre cambio para que los productos ingleses sean recibidos por nuestros brazos bien abiertos, socavando cualquier industria en formación que hubiesemos atinado a construir. Así fue como funcionarios argentinos aliados con Su Majestad Británica crearon bancos "nacionales" manejados por británicos, contrataron empréstitos innecesarios para atarse a Gran Bretaña por medio de la deuda, invertimos en ferrocarriles para cederlos al management británico disfrazando dicha maniobra con la frase clave: "los capitales británicos se han instalado en el país en forma de inversión", una mentira más de la historia, ya que gracias a los estudios de Raúl Scalabrini Ortíz, sabemos perfectamente que los capitales que construyeron los ferrocarriles fueron en su mayoría invertidos por el Estado argentino y entregados a manos británicas. Por años, lustros, décadas, y más de un siglo, Argentina fue el granero del mundo como nos enorgullece llamarnos a nosotros mismos... del mundo británico, claro. Y no fue sólo por su diplomacia, inteligencia, soborno y fuerza bruta que Gran Bretaña nos mantuvo bajo su mando, fue además por medio de una herramienta invisible: el imperialismo cultural, que no es otra cosa sino la conquista de las mentes locales por medio de una ideología extranjera, que hace al país conquistador todo mucho más fácil de lo que sería por la fuerza. No es necesario movilizar ejércitos ni desembolsar grandes sumas de dinero cuando el otro hace lo que uno quiere por el sólo hecho de pensar que es lo correcto, lo mejor. Así llevamos adelante guerras contra países hermanos como el Paraguay, dejamos que Uruguay declare la independencia y perdimos Chile y Perú por no costear las heroicas andanzas de San Martín en pos de reconstruir la Patria Grande. Así nos encerramos en una Patria Chica que nos convenció que lo mejor era todo aquello que venía de afuera, de Europa, de Gran Bretaña. Y lo peor lo que aquí yacía, los gauchos, los salvajes, los mulatos, los negros, los paraguayos, los bolivianos, lo nuestro....
Pero Gran Bretaña cometió un error que no pudo evitar cometer. Su yugo invisible se hizo visible por fuerza mayor: esas islas no podían ser argentinas, eran demasiado importantes estratégicamente para consolidar el dominio británico de ultramar. Y entonces el hombre invisible se volvió visible, y ahí fueron por nuestras islas y nunca más se fueron. Y hoy allí están, soldados argentinos muertos mediante, ellos ocupando un territorio tan nuestro como nosotros vistiendo una bandera tan de ellos. Bueno sería el día en que veamos a las mujeres británicas vestir remeras con la estampa de la bandera argentina, u hombres ingleses con el celeste y blanco en la parte de atrás de sus jeans. Por ahora y por lo que cuenta la historia, creo moriré sin verlo. Porque el inglés antes que pirata, antes que imperialista y antes que invasor, es inglés... algo de lo poquito que podemos admirarles. Los ingleses son bien concientes de su historia con todo lo negro que la adorna; son concientes de ello porque esa historia negra como una bandera con calavera en el medio, es la historia que hoy les permite estar entre los pueblos más desarrollados del mundo, esos, los de los primeros puestos (todavía).
Algunos de nosotros preferimos ignorar la historia, y nos ponemos al cuello el collar invisible porque al fin y al cabo no lo vemos y vestimos su bandera porque está a la moda mientras apretamos cada vez más el collar a lo argentino de nuestro cuello. Y seguimos siendo los conquistados, una vez más...
Algunos jóvenes se muestran desinteresados del significado de ponerse esas remeras; otros tenemos vergüenza de sacar el tema entre amigos para no "hablar de cosas de la facultad en reuniones donde es mejor hablar trivialidades". Muchas veces nos sentimos molestos y pesados sacando temas de "interés nacional", se nos ríen, "nos descansan". Por lo menos escribamoslo en un blog, quizás esos que no tienen vergüenza de portar la bandera del conquistador frente a toda la sociedad argentina, tampoco tengan vergüenza de aunque sea leer lo que piensa la juventud nacional. Total...  que leemos un blog, no se entera nadie...  






13 comentarios:

  1. Si bien estoy de acuerdo con el argumento, yo creo que voy a morir sin ver una bandera única que levante el mundo entero! y eso es más triste todavía.
    No es de mi interés defender a los que usan remeras con el estampado de la bandera británica porque claramente creo que la mayor parte de las personas que lo usa lo hace por moda y jamás (ni por interés ni por desinterés, sino por ignorancia pura) se preguntó ni porqué ni para que.
    Sin embargo, estoy dispuesta a plantear lo siguiente:
    Estoy de acuerdo con que no hay que olvidar la historia, sino que hay que reconocerla, saberla y recordarla para que no se vuelvan a cometer semejantes atrocidades. Pero también creo, aunque amo a mi país, que el patriotismo en cierto sentido no sirve de nada. No podemos meter a todos en una misma bolsa, no son los ingleses que viven ahora los que hicieron mucha de las cosas por las cuales los condenamos. No es porque sea Inglaterra, no es el país sino las personas y sus actos lo que se debe ¨condenar¨.
    No por dejar de usar su bandera ellos van a entendernos, es cierto que mas allá de todo como sistema tiene sus cosas admirables como también nosotros a pesar de poder decir o de Malvinas y el colonialismo no podemos dejar a un lado que no somos un país impecable ni mucho menos y sobre todo que como bien dijiste mas allá de todo los ingleses siguen siendo ingleses y nosotros no somos argentinos mas allá de todo lamentablemente. Muchos de los mas grandes horrores en nuestro país como en muchos otros los hemos causado nosotros mismos (con cierta ayuda ajena), Malvinas es un ejemplo. La lucha del hombre por el hombre mueve el mundo.
    Conclusión, creo que todos deberíamos inventar una única bandera culturalmente solidaria, sin fronteras aunque sea una utopía....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "creo que la mayor parte de las personas que lo usa lo hace por moda y jamás (ni por interés ni por desinterés, sino por ignorancia pura) se preguntó ni porqué ni para que."

      Ahí está el problema... cuando no ven el problema.

      Gracias por leer y por comentar

      Eliminar
  2. A medida que iba leyendo el artículo sacaba continuamente nuevas conclusiones e interrogantes.
    Para empezar, la moda no es más que la tendencia a que muchas personas usen una cosa por el solo hecho de tener el mismo gusto o estilo. Como bien dijiste cada elección que hacemos nos dice un poco como somos y marcan nuestra personalidad. A su vez, la moda esta determinada por lo que el mercado ofrece, propone y coloca en la vidriera para nuestro consumo.
    Hablando específicamente de la bandera inglesa como símbolo de moda, yo particularmente no he visto tanta gente con la bandera de Inglaterra como estampa en alguna de sus prendas, al contrario lo que veo permanentemente es la tendencia al uso de reconocidas marcas ya sean deportivas o de ropa exclusiva como por ejemplo Adidas, Nike, John Foos, Kosiuko, Levi´s y solo por nombrarte algunas.
    ¿Cuántas banderas inglesas vez por día o al mes para llegar a tu planteamiento?
    Será que yo ando por la calle con los ojos cerrados o los tengo abiertos pero no le presto atención a esos detalles. Quizás pasan desapercibidos ya que el hecho de que tengan la bandera inglesa en el medio del pecho sobre una remera los vuelve invisibles para mí.
    Ahora políticamente hablando, que argentino no sabe de su historia, de los hechos que la marcaron y que la convirtieron en lo que es hoy. La escuela es la cuna de nuestro aprendizaje e intelecto, y cada día hasta el día de hoy seguimos formando nuestra historia y nuestro futuro.
    Esos a los que ves con la bandera británica son aquellos desinteresados en la historia, que están dispersos desde hace rato. Son ellos los que están rodeados por un domo o una burbuja que no los deja ver mas allá y que los hace sentirse “parte de...” Parte de un grupo que el mercado y la sociedad impone y parte de un grupo apático a la identidad nacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "¿Cuántas banderas inglesas vez por día o al mes para llegar a tu planteamiento?"

      Si te digo 1 o te digo 10 ¿qué cambia? El hecho es que no puede haber argentino que vista la bandera de quien lo oprime hace siglos en pos de estar a la moda. Por más que fuese 1 sólo, sigue siendo preocupante. anda algo mal. De todas fornas, no hay bar, donde no vea una. La tiene un compañero mio de Relaciones Internacionales. Te dije todo.

      "Ahora políticamente hablando, que argentino no sabe de su historia, de los hechos que la marcaron y que la convirtieron en lo que es hoy. La escuela es la cuna de nuestro aprendizaje e intelecto, y cada día hasta el día de hoy seguimos formando nuestra historia y nuestro futuro."

      Si llamás HISTORIA a lo que te contaron en los manuales de Estrada, lamento decirte, mi amiga, que te han engañado.

      Gracias por leernos y comentar, te esperamos mas seguido. Abrazo grande

      Eliminar
  3. No solo la bandera británica, también la brasilera y así vamos pero bueno los argentinos en general no tenemos mucho sentimiento patriótico o una identidad como país siempre mirando hacia afuera, a Europa, a EEUU y nunca mirando nuestra cultura, nuestras costumbres, siempre lo otro es mejor que lo nuestro y así estamos.
    Si fuéramos nacionalistas y amaramos a nuestro país seguro que todo sería diferente espero que algún día pase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo pensé respecto a la bandera brasilera. Pero en última instancia, en el año 2012, no puede pensarse a la Patria Grande sin Brasil, y no fue éste país el que nos subyugó por más de 150 años. Brasil es otra víctima de Gran Bretaña y de USA (sino preguntale al ejército brasilero que liquidaron en la primera linea de la segunda guerra mnundial por defender los intereses de los aliados).

      En todo lo demás, tenés mi derecha.

      Abrazo grande y gracias por estar seguido por estos pagos.

      Eliminar
  4. Me indigna mucho ver como se lleva así como así esa bandera imperialista que sofoca a naciones como escocia Gales e irlanda. Me indigna la moda de llevar en sí como parte de uno el símbolo del que triunfa por muerte del otro. Esa bandera no representa al pueblo inglés, representa a los saqueadores colonialistas de su clase dirigente. Aquel despistado que use como "moda" es fácilmente intuir como piensa. Sin convicciones ni identidad propia. Ya que si se usa "yo también". Es algo cultural, profundo de debatir pero para gente no pensante es más facil decir que sólo es moda, así prenetran culturalmente desde su banderas, sus colores, costumbres, música, palabras, libros, peliculas y de ésta manera nos sentimos más identificados con lo de ellos que con lo nuestro. Para respuesta, que cada acción británica está aprobada sea lo que sea, ya que uno por casualidad nació en este país pero se identifica con esa cultura. Es un cambio que lleva años afrontar pero no es imposible. Al menos mi juventud me permite pensarlo. Gracias por la nota, no me siento tan sólo y como "el contra" de siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu tiempo y tu aporte. Una pena que no nos hayas dejado tu contacto para agredecerte mejor. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Como alumno subalterno de la carrera de Relaciones Internacionales(Ingresante a Tercer Año) , de su misma universidad , y ferreo ultranacionalista (por eso disiento con usted con lo de Patria Grande , mi unica Patria es la Republica Argentina) , me alegro en poder haber leido esta nota , la cual acabo de recomendar a algunos amigos mios , tambien ultranacionalistas.No es impedimento la diferencia de ideologias , observar cosas en comun , por ello la he sugerido.Me gustaria hacer una pertinente correccion.Mas alla de la ideologia imperante en el 82 , ninguna guerra por un territorio irredento es en vano.Asi es por eso como esta la situacion actual de la Defensa Nacional y se lo digo como Reservista Militar.Es inutil negociar si no se muestran los dientes primero , las flores dejemosla en el vivero.Y antes de que alguien me señale "los pobres chicos de la guerra" , les digo:no son chicos , fueron HOMBRES , segundo el 55% de los caidos en Malvinas eran militares de carrera y tercero , lean e informense sobre Malvinas , no se quede con la impresion de "Iluminados por el Fuego" de Edgardo Esteban (que bastante odiado es por sus camaradas , despues si quiere le explico el por que).No quiero extenderme tanto , pero ante todo era solo observarle eso y felicitarlo por la nota.
    Atte : Reservista Militar Carlos M.A. Almiron , Estudiante subalterno de RRII.

    ♫ Marchemos por un presente , por los ausentes que marcharon ya....y si nos llega la muerte .....que sea en el frente , despues de luchar♫

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leernos y más aún por dejarnos tu interesante opinión y correcciones.

      Abrazo enorme-

      Eliminar
  6. En esta página no se aceptan comentarios con insultos, agravios, etc.

    Somos conscientes que ser un improductivo social es un derecho adquirido.

    ResponderEliminar
  7. Realmente es una locura que los argentinos usemos esa remera. Es una penetracion cultural, quienes estas atras? ES UN HORROR.

    ResponderEliminar
  8. la usan por ignorancia y por que los padres no los educaron , ya que de tal palo tal astilla!

    ResponderEliminar